Waka de Tocache

El nuevo espacio bloguero de Kalun

Back to the jungle part 3

(para la segunda parte clic aquí)

Regresando a mi tierra, a ese Trujillo y querido, pero sin nunca olvidarme de esos gratos recuerdos que tengo de la selva, digo de los gratos y no nefastos. Y es que es tan pero tan mágica la selva que cada ser que llega a tocar tan ardientes tierras sale encantado de ella.

El regreso en este bus se está volviendo muy pero muy agradable, gracias a mi amigo Alvaro Gastañaduí quien me reservó el mejor asiento del bus que es el 50 primer piso, sofá cama y en solitario (en sofá cama hay dos a la izquierda y uno a la derecha por cada fila), aire acondicionado no tan frío, y una vista espectacular tanto afuera como adentro (???). ¿Por qué? Jajaja para afuera tengo una ventanasa que se ve todo, pero todo el paisaje selvático mientras el bus recorre la ruta y en el interior por la vista al televisor, bueno las películas han estado medias monses, la primera que no entendí ni camotes y la segunda (knowing) estuvo mas interesanteñ pero no me gusto el final porque el protagonista se muere… joder…

A parte de las pelas he tenido acción en vivoñ resulta que en los dos asientos de mi costado se han sentado una parejita que jajaja han estado en plan de exhibicionismo, pareciera que hibiesen convertido la cabina en un verdadero cuarto de hotel XD… Y lo mas gracioso es que una vieja que está sentada a mi detrás ta que se hace de la vista gorda, como que si no quisiése ver, jajaja!

Estoy escribiendo esto después de cenar en Pedro Ruíz, es qye la ruta Tarapoto – Trujillo es bastante largo y se cena en dicho pueblo, esta vez si que estuvo como los castigos que me doy en el cafetín de la UCV de Chimbote chamaquina… el plato fué pollo sancochado con camote y arroz… parece que el cocinero nos hubiese visto con cara de perro… de postre arroz con leche helado, jajaja. Es que es difícil olvidar esas experiencias culinarias y que uno moral no mas… para qué vas a reclamar, al final es para llenar el buche y que vengan tiempos mejores…

El día anterior ya tuve que soltar a mi mascotita la luciérnaga con dos faros neblineros, la dejé en un arbusto del huerto, iba a cometer la burrada de matarlo y disecarlo, pero no… La pena se reinó de mi, yo ya lo había dado por perdido hace dos noches cuando por error dejé la botella abierta pero ni se fué lejos, estuvo en el marco de la puerta del baño y alumbrando como si fuesen los LEDs del switch de red de las computadoras… Amiga luciérnaga en donde quiera que estés, la mejor de las suertes y que el ser supremo te bendiga.

El día estuvo bastante tristón (de triste), una persistente lluvia casi termina con mis anhelos de regresar a casa, es esa lluvia que es ligera pero que nunca termina, y esta parejita sigue dando un espectáculo… Estos parece que hubiesen tomado un de esas pociones selváticas legendarias para atraer al sexo opuesto jajaja y la vieja de atrás que no se pierde nada (yo tampoco jojojo)

Para llegar a Tarapoto de Juanjui subí a la camioneta de don Carlos García un amigo transportista que llevar carga y pasajeros de Tarapoto a Juanjui y viceversa y es un gran amigo de mi papá, cada año cambia de camioneta, antes tenía una Toyota Hi Lux negra y ahora anda con una de color azul. Yo tengo que ir a Tarapoto ya que hasta ahí no mas llega el bus de Movil Tours, ésta vez viaje al lado de don Carlos, viajar con el es siempre una experiencia amena e inolvidable, durante el trayecto relata sus experiencias vividas, chistes y leyemdas curiosas, y justo se me viene a la mente sus chistes de borrachos, su frase célebre “mata pájaro y alegra cu…” abordando a los tragos dícense afrodisiacos pero que en realidad son lo contrario jajaja. No podía parar de reirme y de lo díficil que es andar por esa carretera se volvió una suerte de “rejuvenecimiento mental” luego de dos horas de pura risa.

Y siguen los tortolitos besuqueándose y la vieja de atrás chismosota pretendiendo no mirar tamaño “reality show”… Que no tienen roche? escribiendo esto ya llegando a Paiján, a unos cuantos kilómetros para Trujillo.

El final de esta travesía ya llega, faltó mencionar los vómitos de los pasajeros cuando el bus pasa por el cuello para surcar la cordillera, jajaja es como si andáramos en una super montaña rusa, y justo me cuenta Félix que en el segundo piso que es donde él se encuentra sentado, que un niño estuvo como pileta jajaja. Y con este post cierro esta aventura, comentarios?

Kalun Lau
Enviado desde mi Nokia E71 de Claro

agosto 12, 2009 - Posted by | bitácora, diario, juanjuí, moyobamba, perú, peruana, selva, tarapoto

2 comentarios »

  1. La tía que está atrás estará feliz -haciéndose la loca- pero feliz con la escena XDDD

    Comentario por Superchick | agosto 12, 2009 | Responder

  2. pucha, era que le digas
    “chicos este es un bus, no un telo”
    jajajajaja

    Comentario por Lauritasole | agosto 13, 2009 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: